sábado, 24 de enero de 2015

Contexto idiológico e ideológico de la regionalización


Ya tengo copia del proyecto impreso...

Procedo a trabar con el de manera pasiva, en el tiempo, y activa con el intelecto...y la técnica aplicada, una perspectiva ideada, e idealizada.

Sin embargo, quiero conocer, saber, el punto de partida, propósito, del proyecto si es el de dar rango legal o forma jurídica, crear y/o completar el mandato de la Constitución al expresar que “para el gobierno y la administración del Estado el territorio de la Republica se divide, organiza, en un Distrito Nacional, y en regiones (no tienen adjetivos, apellidos, ni otras categorías), provincias y municipios que establezca la ley”.

A ver, ..

Perspectiva de la división geográfica, gobierno / administrativo, territorial del Estado

Si vamos a entramar la división territorial del país a partir de lo nacional (territorial) incorporando a la categoría del Distrito Nacional, la provincia y municipal, la región es fácil advertir que estamos sesgado, por la propia Constitución y la ley respecto a las tareas que impone el proceso de regionalización..

No se trata en modo alguno, conforme al mandato de la Constitución de crear o configurar, modelar, lo regional, la región, para el proceso administrativo o toma decisional desde el compartimiento estanco de una fase del proceso administrativo, la planificación, sobre la cual se erige el sistema de planificación pública del Estado.

La regionalización a que estamos llamado a responder como teórico es la de completar la terea de la división del territorio, la cual tiene que guardar simetriza, sinergia, con el modelo sugerido por la propia Constitución y las leyes al referir la instancia del Distrito Nacional, las regiones, las provincias y los municipios.

El modelo en lo que respecta al Distrito Nacional (uno y único) está agotado, algo parecido respecto a las provincias y los municipios que aunque están definidos no está agotado el modelo en cuanto al número, aunque se sugiere no replicarlo al no crear otras provincias y municipios.

Con las regiones no pasa igual. Estas no están creadas, por lo que procede su reconocimiento y/o creación a la luz de la historia, del perfil geográfico, la cultura, lo antropológico, el mercado y las conexiones vinculantes en términos social, comunitario, identidad compartida entre los territorios llamados a ser erigidos en Regiones, únicas.

Pero, en este caso no nos sugiere ni nos convoca la Constitución, y el entramado jurídico, a definir un proceso de regionalización, sesgado, limitado, condicionado, a la tarea o a una fase, per se, del proceso integral de gestión, administrativo, como pretenden unos ..de que las regiones a desdibujar son aquellas referidas al modelo o sistema de planificación. Craso error, errado por los teóricos.

Abordaje de la regionalización desde la perspectiva del desarrollo, cohesión territorial, de la sociedad civil, el mercado y sus actores productivos a nivel rural y urbano..

La creación, por reconocimiento, de la región, y la propia regionalización político, territorial, administrativo del gobierno (Estado), ha de estar entramada a las entidades y/o a las cadenas de valor del territorio, y a posibilitar y erigir un proceso vial para el tránsito de la construcción social, patrimonial, financiera, monetaria motora de la traslatividad social humana en, de, hacia y en el interior del territorial de manera holística e iterativa del mercado rural urbano sociedad que da soporte y vida a la comunidad, ciudad, pueblo..

Desde esta perspectiva el rasgo físico de la región tiene un gran sentido de respeto por la cultura agropecuaria, comercial, deportiva, cultural, mística, religiosa, histórica, académica, que la hace única como valor de interés humano que transciende del mero hábitat al interés turístico que despierta en tanto crea un atractivo a visitar.

Si bien es cierto que la región es más reconocida que creada se hace necesario despertar los espacios de interconexión para viabilizar un tránsito más fluido a partir del conjunto de valores históricos como aquellos creados por mercado que motorizan una dinámica comercial multiplicando los espacios para la generación de riquezas, divisas, ingresos y empleos productivos ejes del estratégicos del proceso de florecimiento de lo rural y lo urbano..

La regionalización hay que crearla a sabiendas que la región es una creación dada, per se.

Hay que crear la regionalización  y más en nuestro país donde la división territorial y la propia configuración vial de las provincias fueron marcadas por el interés político del Estado, de mantener férreo control sobre el país, su gente y su movilidad posible.

En adición a la tipología del suelo, del perfil costero dado por los mares, ríos y océanos que han marcado y desdibujado el territorio, sus límites mas naturales, el relieve del terreno, sus valles, costas, llanuras y montanas, el interés político, del Jefe, de controlar el país hizo un trazado vial que nos ha marcado en el subdesarrollo como legado aun en pleno siglo xxi.

La mayoría de los territorios, a lo interno de las provincias y las regiones naturales, del país, están hoy incomunicados por el modelo de trazado carretero, vial, de la época del jefe. Razón más que valedera para signar la pobreza en aquellos territorios donde las distancias y el aislamiento interno y de interconexión no ha podido ser superado, aun..

Perspectiva histórica  geográfica y natural

La región sureste está marcada, regionalizada, por la propia naturaleza. La codifican tres mares (Mar Caribe, al sur, Canal de la Mona, al este y el Océano Atlántico, y la Bahía de Samaná, al norte. Al Oeste, su división más notoria lo constituye el rio Ozama.

A lo interno la llanura del Este la configura, la marca, de manera enhiesta en tanto redefine el horizonte fronterizo con el Sur y el Norte del país, la Isla.

Perspectiva vial, carretera.

De las tres grandes regiones, naturales, del país, dos, la del Sur y la del Este sus respectivos territorios, provincias y municipios carecen de interconexión vial, carretero, a nivel interno y de manera vinculante con las demás provincias o su entorno. Esto marca a estas regiones como las menos densas en términos poblacional y con un atraso muy marcado respecto a los mercados, a la producción, al comercio, y a la industria.

Hallazgos del territorio

Un primer punto de partida para la regionalización es partir de los hallazgos identificados estos como situaciones latentes, encontradas en el territorio, a superar de cara a mejorar las condiciones sociales y de mercado de las propias comunidades y en particular de su gente.

La regionalización debe estar marcada, configurada, modelada, por un deseo, aspiración de mejora, identificar y/o solucionar determinados hallazgos,.. que nos sesgan el tránsito hacia el estadio del desarrollo.

La regionalización no es un fin, per se. La regionalización es una política de tipo instrumental si se quiere. Es toda una herramienta, para modelar el desarrollo.


Miguel Ángel Severino Rodríguez


(Primera parte)



















El (sub)desarrollo y las ideologías del mercado

La problemática que afecta al mercado, a los agentes productivos (empresas, familias), a los gobiernos locales, al Estado / gobierno, y...