domingo, 29 de junio de 2014

A los alumnos, compañeros y amigos de mi Padre..


Siento a la vez que tengo el deber, y sobre todo el compromiso imperecedero, e ineludible de continuar los pasos en tanto que asumir el legado de lucha y de trabajo a favor de las causas dignas y nobles que en vida pudo abrazar mi Padre, Prof. Miguel Severino Trinidad, y en las que tuve el privilegio de ser testigo mudo en unas y de estar a su lado en otras.

A aquellos que fueron alumnos, compañeros y militantes y que hoy aun le admiran quiero decirles que tengan a bien saber que he decidido agigantar su obra de bien y su legado por un Hato Mayor digno de mejor suerte. Su trabajo, su rectitud, su actitud, coraje, voluntad, firmeza y alta sensibilidad son valores irrenunciables e quienes somos sus hijos. Hemos traspasado ese legado a nuestros hijos, y compartido, siembre, con nuestros amigos.

En días pasados le reclamaba a Enriquito de León, quien junto a mi Padre lideraron el proceso de organización a nivel regional y nacional de la ADP que hay hombres que el tiempo los tuerce, pero que a otros, su legado, domina al tiempo y lo marca, y que mi Padre junto al él fueron de esos hombres que lucharon en contra de una moral decadente, del tiempo en manos de un liderazgo pobre y miserable como el de Joaquín Balaguer, pero que la generación de mi Padre tuvo el coraje y el honor de conquistar el tiempo y hacer del tiempo el látigo de la historia, presente, para aquellos que de traidores vistieron sus vidas  y sus legados.

Tengo la obligación de participarle, a los alumnos, compañeros y amigos de mi Padre la decisión de correr por la candidatura a  Senador por la provincia de Hato Mayor.

Les confieso, que no he querido ser descortés en esta ocasión..

Debo decirles, sin embargo que trabajo, cara a cara, con el liderazgo entramado a las cadenas de valor del territorio, en la elaboración de varios proyectos de desarrollo, en el marco de la  agenda de trabajo,  de la Mesa Técnica Territorial, y la Mesa Técnica de Desarrollo Organizacional con  miras a conocer, a profundidad, la problemática que nos separa del estadio del desarrollo…

Conozco, bien, la responsabilidad que asumo, junto a ustedes..

El desafío está en pie.

Asumo el reto de ser el Senador que espera Ustedes, y de todo pun pueblo digno de mejor suerte.

He decidido estar, en tanto colocarme, a la altura de las circunstancias, y sobre todo responder al llamado de la historia, y al legado de mi Pare, el Prof. Miguel Severino Trinidad.

Nuestro territorio, pueblo, merece una oportunidad  y he decidido asumir el compromiso, ante Ustedes, de compartir y construir la ruta hacia el estadio del desarrollo abierto, participativo e incluyente.

Amigos, alumnos y compañeros de mi Padre. Hateros,  por demás, con y por Ustedes hasta el final.

El Senador, que bien pudo ser mi Padre.


Miguel Angel Severino

Partidos, Escuelas de Corrupción e Impunidad

Los partidos, políticos, han sido definidos como aquella entidad de interés público cuya finalidad es a de promover la integración y pa...