lunes, 23 de junio de 2014

Apreciado vallero..

Tengo la obligación de participarte la decisión de correr por la candidatura a  Senador por la provincia de Hato Mayor.

Te confieso, que no he querido ser descortés en esta ocasión..

Debo decirte, sin embargo, que trabajo, cara a cara, con el liderazgo entramado a las cadenas de valor del territorio, en la elaboración de varios proyectos de desarrollo, en el marco de la  agenda de trabajo,  de la Mesa Técnica Territorial, con  miras a conocer, a profundidad, la problemática por  la que atraviesa el municipio del Valle y que nos separa del estadio del desarrollo.   

Conozco, bien, la responsabilidad que asumo junto y ante a ti..

El desafío está en pie.

Asumo el reto de ser el Senador que espera un pueblo, El Valle, un pueblo donde el 69.7% de los hogares  (1529), son pobres, el 15.09% de los niños son desnutridos (a nivel crónico) y más de 566 hogares atrapados por la pobreza extrema, lo que representa el 25.8% del total de hogares del municipio.

Hay que volver al campo y a partir de la problemática rural trabajar para superar la situación de pobreza en que están sumidos los agricultores, lo cocoteros, los caficultores, los cacaotaleros y los ganaderos entre otros. Y sobre todo regular el sector minero del ámbar.

He decidido estar, en tanto colocarme, a la altura de las circunstancias, y sobre todo responder al llamado de la historia presente.

Nuestro territorio, pueblo, merece una oportunidad en tanto compartir y construir la ruta hacia el estadio del desarrollo abierto y participativo.

El Valle, hoy más que ayer,  requiere de una  avenida circunvalación, veinte km lineales de aceras y contenes, un palacio municipal, y sobre todo la titulación de la tierra de la reforma agraria y de la municipalidad. Respecto al proyecto de la titulación de la tierra estamos trabajando desde el Consejo Regional de Desarrollo Territorial.

La Mesa Técnica Territorial, en el contexto de la agenda y la estrategia de desarrollo, trabaja en el perfil del proyecto eco turístico de la Aldea Rural Urbana con miras a aprovechar el potencial de la zona.

El Valle requiere de un parque municipal moderno, un matadero y un sistema de tratamiento de las aguas residuales. En materia agropecuaria la Mesa Técnica Agropecuaria da los toques finales para un invernadero de 500 tareas con mercado seguro y financiamiento garantizado.

Vallero,  es tu deber participar. Juntos construiremos el presente destino de un pueblo digno de mejor suerte, el Valle.

Vallero,  contigo hasta el final.

Tu, amigo, Senador

SEREMOS, ya, es el presente.

Miguel Angel Severino