miércoles, 23 de julio de 2014

Errores ortográficos y sintácticos en la Constitución Política, (1)..


La redacción técnica de la Constitución Política, dominicana, deja mucho que desear en términos lingüísticos. En su texto abundan los errores sintácticos y ortográficos, entre otros no menos importantes, lo que hace obscuro, a la vez, su contenido en tanto desnaturaliza, la pobre redacción, la intencionalidad textual del constituyente.

El uso incorrecto de los signos ortográficos se aprecia de entrada, a simple vista,  en el Preámbulo de la Constitución.

Veamos.

‘’Nosotros, representantes del pueblo dominicano, libre y democráticamente elegidos, reunidos en Asamblea Nacional Revisora; invocando el nombre de Dios; guiados por el ideario de nuestros Padres de la Patria, Juan Pablo Duarte, Matías Ramón Mella y Francisco del Rosario Sánchez, y de los próceres de la Restauración de establecer una República libre, independiente, soberana y democrática; inspirados en los ejemplos de luchas y sacrificios de nuestros héroes y heroínas inmortales; estimulados por el trabajo abnegado de nuestros hombres y mujeres; regidos por los valores supremos y los principios fundamentales de la dignidad humana, la libertad, la igualdad, el imperio de la ley, la justicia, la solidaridad, la convivencia fraterna, el bienestar social, el equilibrio ecológico, el progreso y la paz, factores esenciales para la cohesión social; declaramos nuestra voluntad de promover la unidad de la Nación dominicana, por lo que en ejercicio de nuestra libre determinación adoptamos y proclamamos la siguiente’’

El texto del preámbulo de nuestra Constitución resulta vago, obscuro, impreciso e incompleto, en tanto abusa del punto y coma (;) a la vez que hace un uso de la coma (,) irregular e impropio. El referido preámbulo consta de un solo párrafo integrado por una sola oración compuesta, de pobre redacción. Esta única oración, compuesta, está redactada en voz pasiva y separada a la vez un concierto de frases, de manera irregular, por signos de puntuación (; y ,) usados de manera incorrecta e impropia en cada una de las frases que la integran. El discurso se hace obscuro y la interpretación del contenido queda vagando en la pobre redacción.

En la primera parte de la oración, ’Nosotros, representantes del pueblo dominicano, libre y democráticamente elegidos, reunidos en Asamblea Nacional Revisora; invocando el nombre de Dios; guiados por el ideario de nuestros Padres de la Patria, Juan Pablo Duarte, Matías Ramón Mella y Francisco del Rosario Sánchez, y de los próceres de la Restauración de establecer una República libre, independiente, soberana y democrática, hay un lapsus, error de sintaxis, que nos conduce al desconcierto, pues la falta de hilaridad en el texto provoca la pérdida del sentido, al estar incompleta la última frase, en adición al uso desordenado de los signos de puntuación ( en este caso del punto y coma ;  y la coma, ).

Vamos a redactar, de manera correcta la primera parte de la oración.

‘’Nosotros, representantes del pueblo dominicano (elegidos libre y de manera democrática)  reunidos en Asamblea Nacional Revisora,  invocando el nombre de Dios y guiados por el ideario de nuestros Padre de la Patria (Juan Pablo Duarte, Matías Ramón Mella y Francisco del Rosario Sánchez) y los próceres de la Restauración, nos sentimos comprometidos, al igual que ellos, en establecer una Republica libre, independiente, soberana y democrática.

La segunda parte la hemos redactado para diga… ‘’Desde esta perspectiva e inspirados en los ejemplos de luchas y sacrificios de nuestros héroes y heroínas inmortales, a la vez que  estimulados por su trabajo abnegado, y regidos por los valores supremos y los principios fundamentales ciudadanos (de la dignidad humana, la libertad, la igualdad, el imperio de la ley, la justicia, la solidaridad, la convivencia fraterna, el bienestar social, el equilibrio ecológico, el progreso y la paz, factores esenciales, para la cohesión social) declaramos nuestra voluntad, ciudadana y soberana, de promover la unidad de la Nación dominicana. En tal sentido y haciendo uso y en ejercicio de nuestra libre determinación adoptamos y proclamamos la siguiente:’’

Unidas las tres oraciones, y corrigiendo los errores de sintaxis y ortográficos, el texto el preámbulo de la Constitución Política, dominicana, quedaría redactado  de la manera siguiente:

‘’Nosotros, representantes del pueblo dominicano (elegidos libre y de manera democrática)  reunidos en Asamblea Nacional Revisora  invocando el nombre de Dios y guiados por el ideario de nuestros Padre de la Patria (Juan Pablo Duarte, Matías Ramón Mella y Francisco del Rosario Sánchez) y los próceres de la Restauración, nos sentimos comprometidos, al igual que ellos, en establecer una Republica libre, independiente, soberana y democrática. Desde esta perspectiva e inspirados en los ejemplos de luchas y sacrificios de nuestros héroes y heroínas inmortales, a la vez que  estimulados por su trabajo abnegado, y regidos por los valores supremos y los principios fundamentales ciudadanos (de la dignidad humana, la libertad, la igualdad, el imperio de la ley, la justicia, la solidaridad, la convivencia fraterna, el bienestar social, el equilibrio ecológico, el progreso y la paz, factores esenciales, para la cohesión social) declaramos nuestra voluntad, ciudadana y soberana, de promover la unidad de la Nación dominicana. En tal sentido y haciendo uso y en ejercicio de nuestra libre determinación adoptamos y proclamamos la siguiente: ’’

Como se puede apreciar es entendible, a primera vista, a la vez que adquiere sentido sintáctico el parrado que ahora consta de tres oraciones, y un uso  propio y correcto de los signos ortográficos.

Tal parece que nuestros legisladores escriben cajón con 'g'..

Continuaremos..


Miguel Angel Severino 

Partidos, Escuelas de Corrupción e Impunidad

Los partidos, políticos, han sido definidos como aquella entidad de interés público cuya finalidad es a de promover la integración y pa...