martes, 11 de noviembre de 2014

La crisis está al doblar la esquina..



 El principio de la propiedad privada es la piedra angular del sistema productivo capitalista. Este, principio, está vinculado al título de propiedad y en un segundo plano, ambos, a la tierra. Este último, la tierra, es el recurso, factor, productivo más abundante, disponible, y barato que el Estado dominicano posee, en tanto es el recurso transversal del sector, mercado, productivo primario. Somos un mercado primario, si es que conviene saberlo.

Ahora bien.

Por otro lado somos una nación con 48,442 kilómetros cuadrados de tierras y con 112 mil kilómetros cuadrados de títulos. El 84% de la tierra con vocación agrícola no tiene título y si lo tiene es falso. Y como si todo esto fuera poco el 90% de las tierras de la reforma agraria carece de título, está abandonada y/o en manos de terceros.

Las tierras de la reforma agraria proveniente de la cuota parte en más de un 70% no ha sido pagada, a sus dueños, por el Estado.

En lo que concierne a la tierra de la municipalidad esta en un alto % carece de título definitivo, cuando no pertenece a la reforma agraria (como es el caso de la mayoría de los Distritos Municipales).

La vivienda

El país tiene un déficit de vivienda de 2,1 millones. Por otro lado hay mas 972 mil familias que viven arrimadas y mas de 1,1 millón de viviendas carecen de servicios básicos.

La cartografía dominicana fruto de la problemática de la titulación de la tierra ha colapsado en opinión de la Asociación Dominicana de Agrimensores.

Pero, que de la cartografía salarial en un país donde el 80% de la población gana menos de 25 mil pesos mensuales.

En cuanto a las finanzas públicas el Estado otorga, cada ejercicio fiscal,  más 200 mil millones de pesos en subsidio al sector empresarial. Los pasivos financieros superan los 150 mil millones de pesos, por igual. La erosión fiscal sobrepasa los 170 mil millones de pesos anuales. Sume, por igual, el subsidio a la 'luz' que ronda los 200 mil millones de pesos. En síntesis, más de 720 mil millones de pesos pierde el Estado por distintos conceptos entramados a la ineficiencia operativa de la administración tributaria, y otros a las ‘debilidades’ de las autoridades de turno.

Puede una nación salir del subdesarrollo cuando no ha podido superar el estadio productivo primario, y sobre todo con un cuadro tan adverso en lo que concierne al recurso, factor, productivo tierra?

La titulación de la tierra es nuestro imponderable desacierto, a superar.

Es posible superar la crisis durante el 2015 sin llevar a la sala de emergencia el recurso, factor, productivo tierra?
A la presente problemática respecto a la falta de titulación de la tierra hay que sumar el factor riesgo del mercado que ello supone, y que impacta en el alto costo de la tasa activa de interés bancario.

Por lo visto no es posible superar el estadio de la pobreza, y la miseria si el Estado no aborda de manera firme y con coraje la problemática entramada al factor productivo tierra y a la falta de titulación de la misma.

El país no podrá atraer capitales, inversionistas e inversiones y a la vez que hacer del sector primario un mercado generador de riquezas, divisas, ingresos y empleos productivos a partir de las cadenas de valor del territorio.

No es posible mejorar las finanzas públicas, y dinamizar y activar los agentes productivos del mercado, reducir el gasto publico sin no somos capaces, como nación, de superar el estadio primario productivo a partir de resolver el problema de la titulación de la tierra.

Como generar riqueza en un mercado primario si el principal recurso, factor, productivo, la tierra en este caso, carece de título?

Como mejorar las finanzas públicas, si el factor productivo, tierra, más abundante y barato en un mercado primario por falta de titulación de la tierra, no está disponible para vincularlo a las cadenas de valor del territorio?

El Estado esta ante un dilema serio.  O se avoca a resolver el problema de la titulación de la tierra o tendrá que lidiar con una severa crisis financiera, y social, de impredecibles consecuencias a partir del 2105, y, subsiguiente, el 2016.

La incapacidad de la administración tributaria, monetaria, y de finanzas públicas es hato evidente.

Como incrementar los ingresos públicos sin crear nuevos impuestos y sin aumentar las tasas de los ya existentes?

El país tiene un potencial mercado, pero los diseñadores de políticas publicas lo desconocen. 

Sin titulación de la tierra no es posible ir tras el estadio del desarrollo territorial.

..un estallido social pudiera darnos la siguiente lección.

La crisis está al doblar la esquina..

Miguel Angel Severino Rodríguez
Catedrático universitario