sábado, 30 de mayo de 2015

El pacto por la impunidad y la corrupción: antesala de una dictadura.



El pacto por la impunidad  y la corrupción es una lección no aprehendida del legado moral, hostosiano, del profesor Juan Bosch quien tuvo a bien y honra gobernar los destinos nacionales durante siete meses sin renunciar al decoro, al pudor, a la ética y a la moral pública.

Sin embargo, sus alumnos sin ser herederos de fortuna o vestido de la suerte, en lotería, han amasado mas ‘’riqueza’’, con el menor esfuerzo productivo, que toda la burguesía, de la Republica, durante el siglo xx y lo que del siglo xxi.

Y lo peor de todo es involucrar al Estado y al Gobierno en toda una cadena de actos y conductas en una actitud que procura vestir de desvergüenza a todos por igual.

De cara al país, a la nación y a toda la sociedad en su conjunto el PIC, pacto por la impunidad y la corrupción, en modo alguno nos revela conocer el alma impura y la ambición desmedida por el amor al dinero y a las finanzas ajenas que por desventura compete al Estado sustraer vía un estercolero modelo tributario.

De ser cero (0) el presupuesto público y de no existir la voluntad soberana del Estado para vivir del erario no fuera posible ni tener razón alguna la firma del pacto por la impunidad y la corrupción.

Pero, el pecado capital del PIC deviene del hecho de cercenar la democracia y arrebatar los derechos ciudadanos, electorales, de y para elegir y ser sujeto de elección política a nivel partidario y de cara a representar al partido en la boleta electoral en el plano municipal y provincial.

De igual modo y manera el pacto por la impunidad y la corrupción castra el derecho y las aspiraciones, democráticas en términos políticos, para optar por ascender a la estructura de dirección a través del voto y la participación que otorga el sistema político en la cadena de relevo a lo interno de toda organización política democrática.

El Pacto por la Impunidad y la Corrupción nos lleva al estadio, superado en el país, de la dictadura, pues pretende, el PIC, anular los derechos ciudadanos, electorales, a la vez que crear un entramado político para asaltar el Estado y el Gobierno.

El PLD procura mediante el PIC recrear a la vez que procura construir, ante la complicidad de la militancia peledeista y una sociedad de bajo perfil moral, un sistema de impunidad y complicidad para el reparto en re menor de las finanzas y las arcas del Estado en franco perjuicio de la nación, del pueblo y de cada ciudadano en particular.

Más de cincuenta mil dirigentes y militantes, a lo interno del partido de la impunidad y la corrupción (PLD) hoy no podrán cristalizar sus metas de aspirar a una posición legislativa y municipal, y sobre todo a lo interno de la estructura organizacional se castra el derecho a ser postulado y postular para los puestos reservados del Comité Político y el Comité Central a nivel nacional, regional, provincia y municipal.

El Pacto de y por la Impunidad y la Corrupción promueve una sociedad sin valores, sin pudor y sobre todo carente de moral ciudadana.

Un Estado / Gobierno sordo al reclamo de la sociedad por un Estado Municipal doliente ante la problemática nacional y territorial que nos haga sentir y ser una nación centrada en valores.

Un Estado tardío, y extra legal  donde más del 90% de las tierras (urbana, suburbana y rural) carecen de título de propiedad. Un Estado donde la población rural ha tenido que abandonar el campo por la inseguridad jurídica, financiera, patrimonial y social. Sin embargo hay espacio para un pacto por la impunidad, la complicidad y la corrupción.

Hemos llegado al estadio naciente de una dictadura sin respaldo moral ciudadano tras el Pacto por la Impunidad, la Complicidad y la Corrupción.

Hagamos un alto, pues puede ser tarde de no repudiar tales pretensiones de quienes nos gobiernan embriagados por el trago amargo de la desvergüenza moral ciudadana.

La dictadura es el estadio que el devenir presente nos depara de manos de los peledeistas, traidores de Juan Bosch, de la Patria y del legado de Duarte, Sanchez y Mella.

Miguel Angel Severino










Partidos, Escuelas de Corrupción e Impunidad

Los partidos, políticos, han sido definidos como aquella entidad de interés público cuya finalidad es a de promover la integración y pa...