jueves, 19 de mayo de 2016

Acuerdo Nacional para el Desarrollo


Sectores empresariales y académicos realizan consultas para que los candidatos presidenciales y al liderazgo nacional a nivel empresarial, académico, e intelectual inicien en firme un proceso de diálogo en procura de la firma de un gran Acuerdo en favor de la paz y el desarrollo territorial.

No puedo pasar por alto o ser indiferente ante la problemática electoral que en opinión de sectores académicos, intelectuales y empresariales pudiera desencadenar una crisis de impredecibles consecuencia, por demás perjudiciales para el clima de paz e inversiones ha ganado el país durante las últimas dos décadas.

Destacadas figuras del empresariado y del liderazgo político, nacional, y local,  expresan, tras bastidores, que si bien es cierto que hemos celebrado, en orden relativo, unas elecciones no es menos cierto, apuntan ellos, a que al organismo rector y central del sistema electoral la situación parece que se le va de las manos. El hecho cierto de que hay más de veintes juntas municipales electorales militarizadas, hecho sin precedente en la historia reciente del país multiplica las preocupaciones y el pánico en el mercado, en los agentes productivos y en la fuerza laboral. Estamos, de acuerdo a ellos, a tres pulgadas de un conflicto.

El discurso del principal candidato opositor, y sus pasos parecen distanciarse, y sobre todo a partir de las continuas reuniones de los precandidatos presidenciales, y el reclamo de docenas de candidatos, en todo el territorio, que a grito reclaman el conteo manual conforme a lo pautado por la ley que rige al organismo superior electoral.

La preocupación gana terreno, en amplios sectores importantes de la vida nacional, al extremo de que se comenta que han ‘’designado’’ a figuras para contactar al Presidente Hipólito Mejía con tal de que se dirija al país o sirva de mediador ante que estalle, en el país, un conflicto evitable y que tal parece que los funcionarios de la Junta Central Electoral, sin querer, quizás, o atrapados en un sistema electrónico impuesto y sin las previsiones administrativas y técnicas de rigor impone la ciudadanía, en los candidatos territoriales, en los partidos, en los candidatos nacionales, y en la opinión pública internacional un prontuario de dudas sospechadas para unos y no previstas para otros.

Por un lado se observa al Presidente Danilo Medina prudente y si se quiere ha aceptado con retorica humildad los resultados que lo dan ganador por amplios margen. Sin embargo, determinados funcionarios, dirigentes y legisladores apuestan por celebrar sin mirar hacia la tribuna de la oposición y al tono de las protestas que cada vez se multiplican en todo el territorio nacional.

Qué hacer ante la presente situación? Declarar al Presidente ganador pura y simple, pide un sector conservador e interesado por demás y hasta justificable, si se quiere desde la óptica del gobierno o hacer un llamado al país para no reconocer los ‘’resultados’’ electorales y abrir las compuertas a un conflicto que pudiera desbordar la pasión y llevarnos a perder la legitimidad democrática y el reconocimiento internacional..

Se lanzara la oposición a la calles? Impugnarán las elecciones? Llevaran a los organismos internacionales los hallazgos de un posible fraude electoral que impida legitimar al ‘’ganador’’?

El panorama luce sombrío, y aun cuando parezca descabellado para unos, u otros pudieran decir que nos situamos legos de la realidad nos vamos arriesgar a sugerir, en el contexto presente, una salida que si bien no es la ideal pudiera ser, de no surgir un liderazgo, que se no ve en el horizonte, que invite a las partes a un dialogo alrededor de una Agenda Nacional para el Desarrollo que nos garantice retomar a la paz social pre electoral si se quiere del último semestre del 2015.

Esta tarde un maestro, y sabio, de la política nacional e internacional, pasado diplomático, nos sugería que están dadas las condiciones para la creación de un Gobierno de Unidad Nacional. El considera tres opciones o caminos a recorrer para llegar a su propuesta.

Primero Crear, con el visto bueno de la embajada norteamericana y la Comunidad Europea, una Comisión Nacional que negocie una salida a la crisis actual, partiendo, según él, de que ya el país esta militarizado, por iniciativa de la Junta Central Electoral, situación que pudiera írsele de las manos en virtud de que el tema militar los funcionarios electorales carecen de experticia.

Siguiendo la versión, de nuestro diplomático, dicha Comisión Nacional, integrada por el alto empresariado nacional y un representación política del gobierno, de la oposición, un representante de la Comunidad Europea, la Embajada Norteamericana, y los Ex Presidentes de la Republica presenten al país una salida en un plazo de tiempo no mayor de cuarenta y cinco días.

Por otro lado hay quienes promueven la idea de un diálogo directo entre la oposición y el gobierno para arribar a un Acuerdo Nacional a partir de una Agenda y Estrategia de Desarrollo Territorial de cara a contribuir a desactivar para unos una posible crisis social y política de impredecibles consecuencias.

El Acuerdo, conforme a los sectores consultados,  implicaría reconocer el ‘’triunfo’’ del Presidente condicionado a crear una Comisión Nacional que redacte un documento alrededor de la siguiente Agenda:

a)     Reconocer ‘’ el triunfo’’ del Presidente
b)     Reforma del Estado
c)     Reforma de los sistemas administrativos del Estado urbano
d)     Reforma del Modelo ministerial
e)     Eliminación de la Cámara de Diputados
f)       Eliminar diez ministerios y de la fusión del Indrhi y del Inapa crear el Ministerio del Agua
g)     Reforma del Poder Legislativo creando el Congreso Territorial
h)     Crear el Modelo Ministerial Territorial
i)        Eliminar la Liga Municipal Dominicana
j)        Eliminar el Consejo de la Magistratura
k)       Independizar y conceder autonomía administrativa, y financiera  a la Jurisdicción del Estado
l)        Asignar el 50% de los ingresos públicos en el territorio de origen
m)   Crear el Estado municipal
n)     Aprobar la Ley de Partidos y erigir las Candidaturas Ciudadanas
ñ) Hacer obligatorio el voto y penalizar la compra y venta de la cedula, la abstención electoral y a los funcionarios implicados en la violación de la ley electoral ..

La presente Agenda deberá ser refrendada por los todos los partidos reconocidos, bajo el liderazgo de los candidatos presidenciales de la oposición, el conjunto de las organizaciones entramadas a las cadenas de valor agregado del territorio.

El desarrollo y la paz del país están por encima de unas elecciones, de las instituciones y de las ambiciones personales. El Estado dominicano y sus instituciones, y con ellos todo el país están comprometidos con dar a la nación una Agenda y Estrategia de Desarrollo Territorial, y a la vez garantizar las reformas del Estado de cara a garantizar iniciar la construcción del desarrollo a partir de la problemática que afecta al mercado, a los agentes productivos, a las familias y a la ciudadanía en sentido general.

Cuando del desarrollo y el bienestar de un pueblo se trata no hay vencidos ni vencedores.

Viva la República Dominicana!

Vivan los Padres de la Patria!

Viva el pueblo dominicano!



Miguel Angel Severino Rodríguez

Partidos, Escuelas de Corrupción e Impunidad

Los partidos, políticos, han sido definidos como aquella entidad de interés público cuya finalidad es a de promover la integración y pa...