domingo, 11 de octubre de 2015

Una ruptura con el modelo de gestión del Estado



Preocupados por la problemática que afecta a los agentes productivos (empresas, y familias) a las organizaciones entramadas a las cadenas de valor agregado del territorio, rural urbano, un grupo de Ciudadanos han decidido poner punto final a la apatía, a la indiferencia, y a la dejadez de la sociedad hatera en su conjunto respecto al desafío y a los retos de cara a ir tras el estadio del desarrollo abierto, participativo e incluyente.

Invocan, ellos, una ruptura con el modelo de gestión municipal, y del Estado Urbano en tanto prefieren construir un modelo de Estado Municipal, una Alcaldía Territorial, y propiciar la discusión holística del desarrollo a partir de las reformas de los sistemas administrativos de planificación, presupuesto e inversión publica, ministerial, legislativo y de la municipalidad garantista, esta visión, para lograr, en un contexto jurídico y administrativo,  una mayor inversión territorial, conforme al participación del territorio en el Producto Interno Bruto y los aportes a los ingresos fiscales.

Dejar a los Partidos, políticos, y a su, y a un, liderazgo carente de formación y visión desarrollista, ha sido un error y un olvido innecesario que ha contribuido, en modo alguno, a la secuela de miseria, y pobreza que se reproduce, de manera permanente, ante la indiferencia dormida de más de tres generaciones.

Ha llegado la hora, sugieren, del despertar y de construir e invocar a una reflexión tardía, pero firme de todos los actores interesados en devolver a la ciudad de Hato Mayor del Rey, y a toda la provincia, el lugar cimero de épocas pasadas y que hoy asumen el compromiso, todos, de invocar al espíritu altruista de una casta dormida y que ha decidido despertar y modelar su propio desarrollo, destino, y bienestar colectivo.

Hato Mayor ha decidido ir de cara a la Revolución Rural Urbana y apostar por su propio modelo de desarrollo rural urbano agro ecoturístico e industrial.

En las semanas venideras está pautado incoar y poner de manifiesto la voluntad indomable de hacer posible el cambio. Para finales de mes se espera la primera convocatoria bajo tan noble Bandera, la ruptura del modelo de gestión municipal, y del Estado Urbano reproductor de pobres, miseria y pobreza, inseguridad, y carencia de ingenie urbana, con un modelo hospitalario tradicional y estático.

El proceso de crecimiento y complejidad experimentado por la población, la sociedad,  el Estado, la ciencia y la tecnología no ha podido coincidir con el un real estadio de desarrollo a partir de los agentes productivos, empresas y familias, desde el territorio.

Usted, amigo lector, tiene un sagrado compromiso y hacer de Hato Mayor un modelo productivo rural urbano capaz de reproducir riquezas, ingresos, divisas y empleos productivos para su propio mercado y el contexto.

Desde esta perspectiva nos toca aplaudir tan noble idea del señor Josías Abraham Mota, Colinas del Rey, y un concierto de ciudadanos interesados en ser actores del estadio del desarrollo de un Hato Mayor digno de mejor suerte.

Una ruptura con el modelo de gestión municipal, y del Estado Urbano, es el compromiso de todos.



Miguel Angel Severino