sábado, 26 de diciembre de 2015

Empresas y Talleres, urbanos, en el Estado Municipal



En el marco de la propuesta del Estado Municipal la Agenda Legislativa apuesta por la Alcaldía Territorial, la cual entre otros proyectos presenta el diseño de un modelo de gestión empresarial a partir de los recursos sub utilizados del carácter urbano de la sociedad en especial de la basura.

La nueva apuesta Municipal tiene como plataforma de desarrollo territorial la compra, a cada familia o residencia, la basura que esta genere bajo un proyecto de organización, pesada y clasificación de la basura, en calidad de materia prima cara un producir un salto hacia el estadio del desarrollo territorial.

Los plásticos, para citar un ejemplo del modelo, serán clasificados y pesados dando pie a dos proyectos vitales de cara a contribuir a que mas Familias sean convertidas en nuevas unidades productivas, generando riqueza, ingresos y empleos productivos.

Veamos.

Proyecto de combustibles.

Cada libra de plástico bien da, por proceso de calor, un litro de combustible: ya sea gasolina o gasoil, dependiendo del grado de calor.

Proyecto de reciclable.

Reunidos los plásticos, bien pueden ser utilizados para  convertirlos en nuevos y variados envases para ir al mercado.

Ambos proyectos bien pueden desarrollarse con uso de tecnología disponible en el mercado, y con el aval del Estado Municipal, Ayuntamiento, garante con la banca privada y garante del mercado seguro en el marco de un Acuerdo con las organizaciones entramadas a las cadenas de valor agregado del territorio para viabilizar sostenibilidad del modelo.

Artesanía.

Un tercer proyecto a partir de los plásticos es su uso como materia prima para la producción de artesanía para distintos usos.



Cartón y papel, reciclados.

El cartón y el papel serán organizados y clasificados como materia prima de nuevos productos.

La producción de papel reciclado es más respetuosa con el medio ambiente, pues en principio, es más eficaz dado que con una tonelada de papel o de cartón, recuperados, se fabrican 900 kilos de papel. De igual manera en dicho proceso el consumo de agua es menor en un 90% en tanto que el de electricidad se reduce en un 50%. Por otro lado en el entintado de revistas viejas o en el blanqueo final intervienen una menor cantidad de productos químicos que en la producción de papel a partir de la pulpa de madera.

El interés ecológico entramado al papel y al cartón reciclado y el hecho de crear nuevas Unidades Productivas, alrededor de las Familias Urbanas, dan sentido de mercado y social de cara a hacer de esta práctica una vía expedita hacia el estadio del desarrollo territorial.

Reciclado de vidrio.

El reciclaje de vidrio es un proceso que permite convertir y usar los desechos de vidrio en materia prima para la creación de nuevos productos.  Este permite reducir la cantidad de residuos destinados a vertederos, en tanto genera ahorro en materias primas como de energía respecto a la fabricación de vidrio..

Ventajas

El vidrio es un material ideal para ser reciclado, puesto que puede reciclarse infinidad de veces sin perder sus propiedades.

El uso de vidrio, reciclado, ayuda a ahorrar energía, es menos costoso, además de reducir residuos y el consumo de materias primas.

La mayor parte del vidrio reciclado se puede utilizar para hacer nuevos envases y una pequeña proporción se utiliza para la fabricación de otros materiales de construcción, como ladrillos, cerámicas, asfaltos, etc.

Conforme a estudios el vidrio reciclado requiere 26% menos de energía que la fabricación desde cero, reduce en un 20% las emisiones a la atmósfera de la fabricación, y a la vez contamina un 40% menos de agua que la fabricación de vidrio a partir de arena, cal y sosa.
‘’Cada kilogramo de material reciclado equivale a ahorrar aproximadamente 1,2 kilogramos de material virgen, así como cada tonelada de desechos de vidrio que se recicla evita que 315 kilogramos de dióxido de carbono se liberen a la atmósfera durante la fabricación de vidrio. ‘’

Abono orgánico o compost de basura

El problema de la basura es uno de los grandes desafíos ambientales, y a la vez constituye un problema de mercado. Las dificultades de los predios, espacios, para eliminar la basura, el aumento de los costos de procesamiento y la carga de los costos de recolección y transporte constituyen de por si fuentes de preocupación.

Una solución inteligente procura disminuir esas cargas, controlar la cantidad generada de basura y hacer avanzar, por igual, su conversión en recursos naturales,.. y su reciclaje.

A partir del procesamiento de la basura orgánica existen varios métodos, como conversión a forraje, compostaje, transformación a biogás, carburización y el compostaje ampliamente utilizado.

El compostaje de la basura orgánica es un proceso que modifica la basura de la cocina,  las ramas y hojas de los árboles podados de parques y calles, a través de la acción descomponedora de los microorganismos para convertirla en útil abono orgánico.

Otros subproductos.

Latas y varillas serán utilizados en nuevos productos a partir de la creación de Talleres Urbanas focalizados en la transformación de metales provenientes de la basura domestica dando paso a la conversión de cientos de Familias en Unidades Productivas.

A partir de esta propuesta los Ayuntamientos han de comprar la basura a las familias urbanas, y a su vez serán vendidas como materia prima a empresas y talleres urbanos creados por Familias convertidas en Unidades Productivas, generando riqueza, ingresos y empleos productivos.

El desarrollo no se detiene.


Miguel Angel Severino 

jueves, 10 de diciembre de 2015

Judicialización, una traba del Estado urbano



El derecho es el pilar a partir del cual se erige el Estado, la nación, las instituciones, el mercado, y el conjunto de organizaciones entramadas a las cadenas de valor agregado del territorio.

El derecho crea, comporta y cohesiona el Estado, su estructura, tareas, funciones, organismos y los sistemas administrativos, en tanto pauta su operatividad holística.

Esta perspectiva, jurídica, del Estado entramada a la doctrina y la teoría de las instituciones, jurídicas, ha devenido ser el principal escollo de un modelo de Estado, rígido, centrado en un proceso operativo judicializado, en tanto judicializante.

Pero, el carácter judicial del Estado, jurídico, no es lo peor, por ver. La perspectiva jurídica del Estado ha estado presente, y gravitando, desde el pensamiento pre, y post ilustración, siglos xv, xvi, xvvii, xxviii, xix, xx, y xxi.

Por otro lado las distintas escuelas jurídicas responsables del diseño del modelo de Estado tuvieron y han mantenido una inspiración excluyente respecto a la influencia tardía de la teoría administrativa y los modelos, sistemas, administrativos y los ciclos operativos vitales: comunicación, planeación, dirección, organización y control.

La carga jurídica del Estado, pesada por demás, constituye a la vez que sirve de lastre y obstrucción a la dinámica administrativa, financiera, patrimonial, del mercado, de los agentes, y los recursos productivos  y las propias organizaciones protagonistas de las cadenas de valor agregado del territorio.

La judicialización del recurso tierra, productivo, y eje transversal del mercado, ha prolongado el rango y la temporalidad en tanto retrasado el flujo y la dinámica de la banca y el flujo de desembolso de las inversiones, en especial del mercado inmobiliario. Esta situación ha hecho posible que Hato Mayor, las provincias de la Región Este, y en especial el Sur la Zona Fronteriza exista un alto índice de familias pobres impactadas por la falta de titulación de las tierras.

En el plano electoral, político, tenemos la judicialización del sistema, proceso, electoral. La Junta Central Electoral está configurada desde una perspectiva jurídica. Son jueces sus miembros, los cuales operan mediante sentencia. Esta perspectiva retrasa en tanto sesga la democracia en una que otras tareas y funciones del referido organismo en especial en lo que tiene ver con el proceso de conformación y aprobación de los Partidos Políticos.

La judicialización, por igual, esta entramada en la función de fiscalización y control del Estado, Gobierno, y sus órganos, finanzas, y gestión, desde la Cámara de Cuentas. Allí son jueces los que evalúan el desempeño de los cuentandantes. Esta problemática absorbe en tanto encarece la temporalidad sistémica constituyendo la perspectiva jurídica en un obstáculo insalvable.

El Poder Judicial, las Altas Cortes, la Cámara de Cuentas, la Junta Central Electoral, la Procuraduría General, la Fiscalía constituyen el entramado jurídico del Estado.

El Estado parece, es, un andullo jurídico.

Los gestores, diseñadores, de los modelos y diseños sistémicos del Estado, urbano, han carecido en tanto carecen de una visión administrativa y dialéctica, recursiva, fractal, de la realidad.

Una tarea pendiente es la de una auditoria jurídica de proceso administrativo de cara a producir una reingeniería al modelo jurídico y a la superposición legal de las tareas, funciones, naturaleza, y gestión del Estado en su conjunto.

Continuaremos, sobre las trabas de la judicialización del Estado.


Miguel Angel Severino

Los obstáculos del estadio del desarrollo




Los Obstáculos del desarrollo, territorial, y por lo tanto generadores, a la vez, de miseria, y pobreza, más destacados lo constituyen el riesgo mercado, la alta tasa de interés bancario, la falta de titulación de las tierras, la judicialización del recurso productivo tierra, el presupuesto de gastos públicos, la tarifa eléctrica, los subsidios a los combustibles, las exenciones fiscales, el modelo y la estructura tributaria.

De igual manera constituyen obstáculos respecto al estadio del desarrollo la ausencia de un modelo productivo, un Congreso estercolero, y un Poder Judicial vendutero, por demás.

Y qué decir de los legisladores que escriben cajón con ‘’g’’,  de los jueces de impunidad enhiesta, de un modelo de político partidario prestatario del Estado y del mercado, y de un gobierno que invierte más en publicidad que en el modelo productivo.

Un Banco Central gestor de estadísticas y sobre todo centrado en la gestión inflacionaria y divorciado del mercado, de los agentes y los recursos productivos.

Somos un país que carece de inversión, inversionistas y empresarios, más, oportunistas, y cazadores de negocios, y, de, capitales, golondrinos, que otras cosas, estos últimos.

Y como si todo esto fuera poco o extraordinario tenemos un sistema policial, de justicia y del delito, penal, socio, donde policías, jueces, abogados, delincuentes, sicarios, narcotraficantes, legisladores, funcionarios y militares, y empresarios compiten por el grado Gran Mariscal de la delincuencia, de cuello, corbata, y de traje ingles.

En tres tareas de tierra tenemos un Estado, 32 provincias, 155 municipios y 255 distritos municipales, 21 ministerios y cientos de instituciones públicas, parasitarias.

Al final del túnel hay más de 30 partidos, 300 movimientos y 3 mil grupos medrando de la partidocracia estercolera.

Lo suman, todos y el todo, y solo alcanza para una fábrica de pobres, miseria y pobreza, bien barata y al por mayor y detalle.

A todos estos desafíos, baratos, nos espera la construcción de la ciudadanía, el Estado ciudadano y el Poder Ciudadano entre otras reformas de los sistemas administrativos del Estado urbano.



Miguel Angel Severino